En Grúas Hermanos Pineda ofrecemos equipos para vehículos utilizados para remolcar a otros vehículos, en situaciones donde estos últimos no puedan realizar su desplazamiento de forma normal.


Las grúas pueden ayudar a los autos a ser remolcados por varias causas, por ejemplo, accidentes de tránsito, conductor en estado de embriaguez o bajo efectos de sustancias alucinógenas, o simplemente porque se estacionó en un lugar indebido.


Existen diferentes tipos de grúas, diseñadas para distintos propósitos por eso te encontraremos sobre ellas para ayudarte en la elección si requieres de auxilio vial.


GRÚAS DE GANCHO DE REMOLQUE Y CADENAS

  • Se enfocan al remolque de vehículos comerciales y tractocamiones.
  • Puede causar daños, abolladuras y rayones en el automóvil.
  • Se utiliza también en vehículos que no cuentan con llantas delanteras o traseras y los que no tienen paragolpes trasero.


GRÚAS DE ARRASTRE

  • Utilizan un yugo de metal en lugar de cadenas, se engancha debajo el tren delantero o en el sistema de ruedas traseras del vehículo.
  • Son vehículos compactos y prácticos, además de que, gracias al poco largo de su brazo, cuentan con una excelente movilidad.
  • Son utilizadas para remolcar vehículos ligeros de una forma rápida y sencilla, su uso es frecuente para la asistencia de autos compactos y autos siniestrados.
  • No representa riesgos de dañar el vehículo.
  • Utilizan un elevador hidráulico o neumático, que levantan la parte delantera o la parte trasera del vehículo desde el suelo para remolcarlo.

GRÚAS CON CAMA PLANA O CAMILLA

  • Son las más utilizadas para el transporte de vehículos.
  • No ejercen presión sobre el vehículo o requiere realizar un arrastre por un largo período de tiempo.
  • Poseen una plataforma, generalmente de acero, en la cual es transportado el vehículo.
  • La plataforma se ubica en la parte trasera de esta camilla de auxilio, la cual se inclina con el fin de tomar la forma de una rampa para que pueda subir el vehículo.
  • No permiten el rodamiento de vehículos siniestrados, ya sea porque hayan tenido algún accidente automovilístico o que presenten desperfectos mecánicos y no sea posible arrastrar el vehículo de ninguna manera.
  • Tienen diferentes longitudes y capacidades en función de la necesidad de carga.